Nave de Hornos

Colección Tecnológica y Demostraciones (Soplado y Talla)

La visita comienza en la primera cúpula y nave de hornos. En este singular espacio se encuentra la Colección Tecnológica, donde se dan a conocer las distintas técnicas utilizadas en los procesos de elaboración del vidrio, desde los artesanales, hasta los mecanizados, a través de elementos muy diversos como hornos de distintas épocas, máquinas y molinos antiguos, herramientas de trabajo, moldes o materias primas.

La exposición se compone de maquinaria muy diversa, extraída la mayor parte de los escombros de la antigua Real Fábrica, y restaurada posteriormente para su instalación en el Museo. Destacan también diversos utillajes, instrumental técnico, materias primas, moldes y otros materiales relacionados con la producción del vidrio.

El visitante aprende a conocer qué es el vidrio y a ver en vivo los trabajos de los maestros sopladores y talladores que reproducen piezas de La Granja utilizando las tradicionales técnicas de soplado y talla.

En el patio de la leña se accede a los talleres de talla y soplado, donde los maestros soplan y decoran con gran destreza las antiguas piezas de cristal de la Granja sirviéndose de las técnicas tradicionales del soplado con caña y los tornos de tallar. Sin duda este es el lugar preferido por nuestros visitantes, donde la magia del vidrio se muestra en todo su esplendor. En la actualidad, la producción de la Real Fábrica de Cristales se mantiene fiel a su tradición artesana y a la calidad de sus materias primas, con un 24 por ciento de plomo.

La Fundación CNV cuenta con una de las mayores colecciones que existen de moldes, más de 4.500 moldes, la mayoría de ellos fechados durante la primera mitad de este siglo, que fueron recuperados de distintas fábricas de vidrio españolas, procedentes de Cataluña, Asturias, Murcia o Madrid.

 

Nave de Hornos

En esta gran nave se ubicaban los hornos de la fábrica, cuenta con planta basilical de tres naves, con doble ábside y crucero a los pies y a la cabecera. La gran nave central, denominada de hornos, con bóveda de medio cañón, se utilizaba para desplazar las mesas de vaciados utilizadas para la fabricación de lunas de espejos, mientras que las dos angostas naves laterales, también con bóveda de medio cañón, se utilizaban para atizar las arcas de recocido.

 

HORNO DE FUSIÓN

La maqueta de un horno de fusión presenta la muestra, instalado bajo la primera cúpula o cúpula Este, en su lugar original. El horno tiene planta circular y chimenea, con ocho bocas de obrajes y sus correspondientes morteros en su interior de arcilla refractaria donde se fundía el vidrio.

LOS MANCHONES

La técnica para fabricar “manchones” o proceso para la fabricación del vidrio plano, por soplado para el cerramiento de huecos o ventanas. La técnica consistía en soplar grandes cilindros o “manchones” que posteriormente eran cortados por sus dos extremos. Finalmente se daba al cilindro un nuevo corte longitudinal y se introducía en el arca de recocido, donde esta abertura iba progresivamente dilatándose durante el largo proceso de enfriamiento, hasta adoptar la forma de un vidrio plano.
En la Real Fábrica de Cristales y bajo la Cooperativa Obrera Esperanza, se trabajaron grandes manchones con este procedimiento.

MESAS DE VACIADO

Utilizadas en la Real Fábrica de Cristales en el siglo XVIII para vaciar o colar las grandes lunas de espejos que adornaban los Palacios Reales. Modelo de mesa que ilustra la célebre Enciclopedia de Diderot y D´Lembert.

Gracias a estas mesas pudieron fabricarse en la Real Fábrica de Cristales lunas de espejos de unas proporciones jamás vistas. El proceso consistía en vaciar una cubeta cargada de vidrio fundido sobre una mesa de bronce, siendo seguidamente alisada con un rulo. Seguidamente, se introducía en el arca de recocido donde concluía su enfriamiento y solidificación. El maestro era el que daba las órdenes y coordinaba los movimientos de los distintos operarios situados todos ellos alrededor de la mesa. El éxito de la operación dependía de la rapidez de ejecución y efectividad de los operarios. Gracias a sus tres ruedas, la mesa de vaciado podía desplazarse de un arca de recocido a otra, incrementando así el nivel de producción. La Real Fábrica de Cristales contaba con 30 arcas de recocido situadas en los laterales de la nave de hornos, testimonio del elevado índice de producción de lunas de la Manufactura. Algunas de estas arcas han sido restauradas.

MAQUINARIA

Dos grandes molinos con muelas de granito, utilizados para moler las materias primas empleadas en las composiciones del vidrio. Una criba de tambor horizontal con tolva de alimentación manual, empleada para la granulometría de las materias primas una vez molidas. Una enfornadora tipo tolva discontinua, utilizada para enfornar las materias primas. Una laminadora de vidrio colado impreso y portátil, con rodillos refrigerados con agua. Una vagoneta de tracción animal de dos ejes y cuatro ruedas (el transporte interior de la antigua Real Fábrica se hacía por medio de vagonetas, existía una completa red de raíles, utilizados para transportar madera, materias primas, productos semi o acabados, embalajes, etc.). Destacamos además la máquina de trazado y corte en caliente para el corte del sobrante (calota) en piezas huecas sopladas a caña. Y para finalizar, una prensadora manual, pegadora de aislantes, y el grupo electrógeno Hispano-Suizo de doble cabezal, a gasolina, y con manivela de arranque que, debido a su poca potencia, se utilizó principalmente en los casos de emergencia o cortes eléctricos para alimentar los hornos.

 

Nave de Hornos. Colección Tecnológica.
Nave de Hornos. Colección Tecnológica.
Nave de Hornos. Colección Tecnológica.
Nave de Hornos. Colección Tecnológica.
Nave de Hornos. Colección Tecnológica.
Importancia Sala: 
2
Suscribirse a Nave de Hornos